Lámina “The Beatles – Get Back”

11,95

-Tamaño: 330×250 mm (incluyendo paspartú).

-Impresas sobre papel satinado Canson de 320 gr.

-Numeradas del 01/200 al 200/200, y firmadas por el autor de las ilustraciones.

-Incluye separata con el artículo “The Beatles: Get Back” de Amadeu Sanchis impreso.

Categoría:

Descripción

The Beatles: Get Back, por Amadeu Sanchis

Londres el 30 de enero de 1969. Azotea de los estudios Apple Corps.

Paul mira al cielo encapotado de Londres mientras golpea el suelo con los dos pies, no se sabe bien si para entrar en calor ante el frío de la mañana o para cerciorarse de la seguridad del improvisado escenario. Mientras el resto de The Beatles van apareciendo en escena. John se encuentra animado y hace bromas, George con semblante serio afina su Fender, Ringo sonríe a la vez que repasa la colocación de su batería. Una vez situado todo el material necesario, McCartney da la señal, Lennon guiña un ojo y empiezan a sonar los primeros acordes de “Get Back”.

Por primera vez, un equipo de rodaje filma el devenir diario de la grabación de un disco de The Beatles. El ambiente que se respira no es precisamente el de los trabajos anteriores. Paul presiente que el final se acerca e intenta impedirlo, tirando del grupo y ejerciendo un liderazgo que desde la edición de Revolver le ha cedido por omisión John. Éste por su parte está más pendiente de Yoko Ono, a la que lleva a los estudios como un miembro más de la banda, sin haber pedido permiso a los demás. George está permanentemente enfadado, piensa que se le da de lado y que se sigue sin tener en cuenta su valor compositivo. Por su parte, Ringo aparece aislado y no habla con nadie.

Los ensayos son un infierno y las cámaras de Michael Lindsay-Hogg así lo reflejan de manera descarnada. Los nuevos estudios cinematográficos de Twickenham son fríos e incómodos, a diferencia de los de EMI donde han grabado todos sus trabajos anteriores. Discusiones, temas que se dejan a mitad o que se interpretan con clara desgana, menos por Paul que se desespera ante la actitud de sus compañeros. Después de una discusión con este último, George decide abandonar el grupo ante la indiferencia de John que propone sustituirle por Jimi Hendrix o Eric Clapton.

La marcha de Harrison hace que los otros tres tomen conciencia de lo sucedido, y piden al guitarrista que regrese. George accede con la condición de trasladarse a los bajos de las oficinas Apple, donde George Martin les montará un estudio improvisado con un par de grabadoras de cuatro pistas. Al mismo tiempo, George trae consigo al pianista Billy Preston amigo desde sus primeras actuaciones en Hamburgo. A partir de ese momento todo mejora. Los cuatro vuelven a tocar juntos, de manera relajada, dejando las discusiones para otra ocasión.

Es en ese momento cuando deciden interpretar los nuevos temas en directo, demostrando que siguen siendo una banda de Rock and Roll. Y para facilitar esa decisión, impensable solo semanas atrás, el concierto se hará en el lugar más accesible e insospechado. En la azotea del edificio.

Así a la hora del almuerzo de esa fría mañana de enero de 1969, The Beatles vuelven a ser por un momento un grupo unido, que dejando lo mejor de si mismos en cada tema, demuestran porque son los mejores. Y así, sin que lo supieran, una vez más volvían a hacer historia.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Lámina “The Beatles – Get Back””

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *