Lámina “Lou Reed – Dirty Boulevard”

11,95

-Tamaño: 330×250 mm (incluyendo paspartú).

-Impresas sobre papel satinado Canson de 320 gr.

-Numeradas del 01/200 al 200/200, y firmadas por el autor de las ilustraciones.

-Incluye separata con el artículo “Lou Reed: Dirty Boulevard” de Amadeu Sanchis impreso.

Categoría:

Descripción

Si el hábitat natural de los animales es la selva, Lou Reed deambuló por la ciudad como si de ella se tratara, con su instinto de supervivencia siempre alerta, indagando siempre en su lado salvaje y en el de la mayoría de sus habitantes. Nos habla de sus miserias, sus anhelos y frustraciones, sus esperanzas e ilusiones, truncadas por esa violencia siempre tan omnipresente en los EEUU, una violencia que además es sistémica, con los abismos de clase, raciales y de género en el trasfondo.
Lou fue un genio de múltiples acepciones que mutaba con facilidad infinita de compositor a letrista, de cantante a guitarrista, de escritor y dramaturgo a fotógrafo, sin que nadie, y menos él mismo, pudiera encasillarle. Por eso, el mismo Lou Reed que afirma que la heroína es su esposa y su vida, es el que se lamenta de aquel día en el que asesinaron a John F Kennedy, frustrando su sueño de ser Presidente de los EEUU para así poder eliminar la ignorancia, la estupidez y el odio.
Pocos músicos tendrán el bagaje musical y literario de Reed. Con una incuestionable base de Rock and Roll primigenio, Soul clásico, y Blues, dejaba constancia de su interés por el Free Jazz que comenzó a escuchar cuando llegó a la Universidad de Siracusa y que tanto influiría en sus composiciones para The Velvet Underground, su primera banda, sin duda, uno de los grupos más complicados y difíciles, a la par que influyentes de todos los tiempos, que de la manera más sorprendentemente fácil rompió para siempre los estereotipos que alejaban el Rock del mundo de la vanguardias culturales.
Con The Velvet Underground se inserta en las melodías del R’N’R al lumpen proletariado. Así, como si de un Herbert Marcuse pop se tratara, Reed desplaza al hombre unidimensional que protagonizaba las canciones rock, e introduce a yonkis, prostitutas, camellos, transexuales. De manera descarnada estos personajes van desfilando por canciones como Heroin, I’m waiting for the man o White light/White heat, mientras a la vez ofrece treguas intimistas como en Sweet Jane.
El desfile de contra sujetos históricos se hará más profundo cuando inicie su carrera en solitario, con álbumes y temas sin filtro alguno que se vuelven aún más descarnados y directos. Con su trabajo Transformer, producido por David Bowie y con el único éxito de su carrera, Walk on the Wild Side, no hará más que profundizar en esa combinación de violencia, drogadicción, sexo callejero y asesinato como en la sobrecogedora Street Hassle.
Creador único, aprovecha la década de los 80 como nadie de sus colegas. Abandona definitivamente la heroína, las anfetaminas y el alcohol, derivando en una sobriedad que irá más allá de su salud. A partir de ese momento y hasta su último álbum, da una vuelta a sus letras y comienza no solo a describir lo que ve, sino a introducir la crítica política y ampliar los personajes de sus temas.
Desde la sencilla e introspectiva obra maestra de The Day John Kennedy died, hasta su interpretación en The Raven de la obra de uno de sus autores preferidos, Edgar Allan Poe, Lou Reed irá madurando como músico y letrista, pero también como individuo como demuestra en Ectasy. Como él mismo decía, “si querías saber como me encontraba en cada momento, lo descubrías recordando que disco había grabado aquel año”.
Por eso New York es el homenaje a su ciudad, pero no solo eso. También es el Lou Reed que a través de unos ojos cansados mira las calles de esa gran urbe, mientras se pregunta si el oscuro presente neoyorquino no puede cambiar de destino, porque es el momento de actuar, porque el futuro está a nuestro alcance, este es el momento, porque ya no hay tiempo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Lámina “Lou Reed – Dirty Boulevard””

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *